La Poesía * (por Octavio Paz)


Llegas... silenciosa, secreta... y despiertas los furores, los goces y esta

angustia que enciende lo que toca y engendra en cada cosa una avidez

sombría...
avidez que sólo en la sed se sacia... llama que todos los labios

consume,
espíritu que no vive en ninguna forma más hace arder todas

las formas...

Cuando una suave boca dormida besa* (continuación)

Es entonces, en la alta pasión, cuando el que besa
sabe ah, demasiado, sin tregua, y ve que ahora
el mundo le deviene un milagro lejano,
que le abren los labios aún hondos estíos,
que su conciencia abdica,

que está por fin él mismo olvidado en el beso


y un viento apasionado le desnuda las sienes,
es entonces, al beso, que descienden los párpados,
y se estremece el aire con un dejo de vida,
y se estremece aún
lo que no es aire, el haz ardiente del cabello,
el terciopelo ahora de la voz, y, a veces,
la ilusión ya poblada de muertes en suspenso.


- Idea*** Vilariño... -